HERMANDAD PENITENCIAL NUESTRA SEÑORA DE LA PIEDAD Y SANTÍSIMO CRISTO DE LA AGONÍA

la piedad 0bEn el programa de mano del año 1954, primero en el que figuran los actos de la Semana Santa, puede leerse: Martes Santo, a las 10 de la noche, procesión del paso de La Piedad, a cargo de los penitentes de la Cruz Roja, saliendo de Santa María por la calle Alejandro R. de Valcárcel, Plaza del Caudillo, Santa Lucía, Ricaposada, Arias de Miranda, para terminar en Santa María (figura igualmente en la procesión conjunta del Viernes Santo); de esta lectura, y a falta de otros documentos, se deduce que no tenía que ser la primera vez que procesionaba, (no obstante, pienso que como muy pronto, nos remontaríamos al año 50 para buscar su primera salida procesional); la constitución de la hermandad no se lleva a efecto hasta el año 1958, y durante este tiempo, es de suponer, se redacten los estatutos y se realicen los trámites para su legalización. La hermandad nace con carácter casi gremial ya que fueron un grupo de camilleros de Cruz Roja los que se encargaron de ella con la intención de que las personas vinculadas con esta organización fueran los integrantes de su lista. La imagen que procesionan es una hermosa talla del siglo XVII, de tamaño menor que el natural y de autor desconocido, aunque indudablemente de escuela castellana, cuenta con altar propio en la parroquia de Santa María la Real donde tiene su sede la hermandad.


Durante los años 54 y 55, y quizás los precedentes, procesionan el Martes Santo, siendo el año 56, al reorganizarse la Semana Santa, cuando pasan al Miércoles Santo, día que se mantiene hasta la actualidad. La historia de la hermandad transcurre normalmente, con pequeños matices; en el año 58, como queda dicho, se constituye oficialmente con el título de "Hermandad de Ntra. Sra. de la Piedad"; en el año 61 los actos se celebran en la iglesia de la Vera-Cruz, por estar en obras Santa María; en el año 64 se decide abrir las listas, para dejar ingresar a todos cuantos se sienten interesados en formar parte de ella, al no cuajar la idea inicial y suponer una limitación para su desarrollo, (al año siguiente deja de figurar en los programas "a cargo de penitentes de Cruz Roja"); en los años 60-70, atraviesan una crisis que la lleva casi a su desaparición; superada esta, en el programa de 1983 puede leerse: Miércoles Santo, 30 de marzo, a las 9 de la noche, Solemnes Cultos con sermón en el 25 Aniversario de la Fundación de la Cofradía de Ntra. Sra. de la Piedad, a las 9,30 Procesión con su imagen...; a partir de este momento, el sermón, quedará programado de forma continuada entre los actos de la hermandad; en el año 97 se acuerda que los actos se pregonen por las calles arandinas, poco antes de su celebración, para ello un grupo de cofrades, ataviados con sus hábitos, recorren las calles aledañas a la parroquia, donde al son de la carraca, se procede a la lectura del pergamino en el que se anuncian los cultos de la hermandad; en el año 2001, en la asamblea general, que tiene lugar el 25 de marzo, se acuerda que la hermandad pase a denominarse "Hermandad Penitencial de Ntra. Sra. de la Piedad y Santísimo Cristo de la Agonía", este año procesionan un segundo paso, proyecto largamente acariciado, se trata de un calvario en donde aparecen las imágenes de Cristo crucificado, nombrado de la Agonía, y a sus pies la Virgen María y San Juan; la imagen del crucificado procede de la capilla del antiguo cementerio de San Sil, que al cerrarse es trasladado a la parroquia de Santa María, es talla de este siglo, de autor desconocido, mientras que las imágenes de la Virgen y San Juan pertenecen al retablo mayor de Santa María, que al desmontarse, durante las obras que se realizan el año 61, se colocan en un pequeño altar de la nave norte, (el Cristo que las acompañaba se encuentra actualmente en el altar mayor de la parroquia), estas, son dos excelentes imágenes, bien documentadas, del principio del siglo XVII (1609-1618), los escultores del retablo fueron Pedro de Cicarte y Gabriel de Pinedo, encargándose del estofado de las esculturas Clemente Sánchez. La imagen de Cristo fue restaurada por Marcos García (hermano de la hermandad) y las de la Virgen y San Juan tratadas para poder procesionar.
La hermandad comenzó con 25 hermanos y en la actualidad la conforman 190 entre hombres y mujeres, que fue legalizado su ingreso el año 1983, no tienen banda de cornetas y tambores propia, pero cuentan con la colaboración de la banda de cornetas y tambores de Cruz Roja; su hábito, confeccionado en tela de raso, está compuesto de capuchón y túnica blanca, botonadura, cíngulo y capa de color rojo, guantes blancos y zapatos negros; en la esclavina del capuchón, bordado en rojo, y en la capa, a la altura del hombro izquierdo, bajo corona y bordados en blanco, el emblema de la hermandad, las inicíales del Ave María; se alumbran con cirio eléctrico. Celebran su fiesta anual en el mes de noviembre.