HERMANDAD DE LA ORACIÓN DE JESÚS EN EL HUERTO

oracion del huerto 0bEn el año 1954 procesiona por vez primera la imagen de La Oración de Jesús en el Huerto, según el programa de mano de la época, donde se puede leer: "Miércoles Santo a las 10 de la noche, procesión del paso de La Oración del Huerto, a cargo de una nueva hermandad, saliendo del colegio de la Vera-Cruz por la Plaza de San Antonio, General Berdugo, Plaza de Santa María, Alejandro R. de Valcárcel, Reyes Católicos, Alcolea, Arias de Miranda, San Francisco, terminando en el punto de partida". Es de suponer que ya en el año 52 ó 53 se tuvieran las primeras reuniones para su fundación y redacción de estatutos, (desde el primer momento desfila en la procesión conjunta del Viernes Santo).
La hermandad nace con vocación gremial, ya que fueron los ferroviarios quienes se hicieron cargo de ella, con la perspectiva de que solamente estos profesionales fueran sus integrantes. Aranda en aquellos años era un nudo ferroviario de cierta importancia y numerosos sus trabajadores. La imagen se compra en Madrid, si bien su procedencia es de los talleres de Arte Cristiano de Olot (Serona), los fondos se consiguen mediante sorteos y rifas, quedando alojada en la capilla del colegio de la Vera-Cruz, hoy parroquia de San Juan de la Vera-Cruz, donde tras algunas vicisitudes, se encuentra en la actualidad.


Durante los años 54 y 55 procesionan el Miércoles Santo, siendo el año 56, al reorganizarse la Semana Santa, cuando pasan al Lunes Santo. Al convertirse la capilla de la Vera-Cruz, en el año 66, en parroquia, son obligados a trasladarse con su imagen hasta la iglesia de San Juan Bautista, que se cierra al culto por traslado a la Vera-Cruz, donde permanecerán hasta el año 86. La historia de la hermandad transcurre con normalidad, a pesar de este percance, hasta el año 1969, en el que se procede al traslado de la mayor parte de los trabajadores de Renfe a otros destinos, entrando la hermandad en una crisis que les obliga, durante los años 70 y 71, a no poder organizar la procesión por falta de cofrades; con el entusiasmo de los que habían quedado en la villa, se vuelve a sacar a la calle los años 72 y 73, pero la realidad es muy dura y de nuevo tienen que dejar de procesionar durante los años 74 y 75, por fin, en el 76 y desde la parroquia de Santa Catalina para terminar en la iglesia de San Juan Bautista, vuelven a formar parte de la Semana Santa arandina. Para la supervivencia se hace necesario un cambio y la lista de la hermandad tiene que dejar de ser gremial y abrirse a todos cuantos quieran pertenecer a ella, de esta manera logran sobrevivir y poder llegar hasta nuestros días, incluso teniendo en la actualidad matices de hermandad de barrio, al poder regresar a San Juan de la Vera-Cruz, su iglesia de origen, en el año 1986; en este año empieza a ser admitida de forma oficial, en la hermandad, la presencia de la mujer. En el año 97 la imagen es trasladada hasta Olot para su restauración.
La hermandad comenzó con 26 hermanos y en la actualidad la conforman 156 entre hermanos y hermanas, contando con banda de cornetas y tambores propia. Su hábito, confeccionado en tela de raso, está compuesto de túnica blanca con botonadura, cíngulo, capuchón y capa en color verde aceituna, guantes blancos y zapato negro; en la esclavina del capuchón y en la capa, a la altura del hombro izquierdo, va bordado, sobre fondo blanco, el emblema de la hermandad, que consiste en una cruz de color marrón sobre una rama de olivo color verde, dispuestos en aspa; se alumbran con un vistoso farol de latón-bronce que se apoya en la cintura. En un principio celebraban su fiesta el segundo domingo de julio, y como el verano se ha convertido en época de vacaciones, con el fin de facilitar la asistencia, en la actualidad se celebra el sábado siguiente al Domingo de Pascua.